martes, 22 de septiembre de 2009

Sorpresa




Llevaba días sin esperar, que con esto de la crisis, se alquilara el piso de enfrente. Una puerta que al otro lado no tiene nada es como si se quedara sin vida. Pierde el color, envejece y se agrieta sin remedio. Pero esta mañana, ni demasiado tarde ni demasiado temprano, ha sonado el timbre de mi 4º. He supuesto que podría ser un vendedor de cualquier cosa, el conserje a contarme la última del edificio o una denuncia, vete tú a saber...


De repente al abrir la puerta la encuentro allí. Una musa, una belleza especial, un cuerpo que ni en sueños había visto jamás. Mi nueva vecina, la puerta de enfrente entreabierta, ella señalándola como dándome a entender que ya estaba habitada y yo como un perfecto idiota sin decir una sola palabra. Tal era la sorpresa que me convertí en una escultura de sal y plomo.


No era para menos. Estaba desnuda, sin nada de ropa, sin pudor, sin ruborizarse. Apenas si levantaba uno de sus piececitos como pidiendo cobijo en mi piso.


- Bueno vecino, he querido saludarte, algo ya me ha contado el conserje. Ya sabes habla sin parar, pronto me he puesto al día.

- Ya, si claro, apenas pude valvucear como si ni si quiera supiera hablar.

- Y bien, anoche me dije, dormiré desnuda, me levantaré ardiendo como casi todos los días, y en lugar de llamar a la puerta del vecino para pedir azucar, me ofreceré como mi madre me trajo al mundo.


Allí estaba, desnuda y con unas flores dibujadas en su cuerpo. Una flores en blanco y negro, dibujadas con un pincel y con cocholate de ambos colores.


- Bueno qué me dejas entrar???...


Definitivamente, no pude decir nada, pasó como si fuera un sueño que aún no he tenido, como si se me hubiera adelantado al próximo reto. Cerré la puerte, me aseguré que el teléfono no sonará. La música de Bob Marley sonó de fondo y mis labios recorrieron su piel milímetro a milímetro hasta saciar sus deseos y saciar mi sorpresa por completo.


Al despedirse sólo me dijo.


-Tenemos un conserje que es un cielo.


Levanté la mano, extenuado, con un sabor dulce en los labios. Supuse que no era un adios, sino un hasta otro momento. Dormí perdido entre las sábanas arrugadas, húmedas y con su aroma inconfundible.


El vecino del 4º


Posdata: cuando lo no imaginado supera con creces los mejores sueños o deseos y llegan así de repente...es mejor no contarlos....







12 comentarios:

Fabia dijo...

Hola Vecino, una cosa me intriga ¿qué le pudo decir el conserje para que tu vecina te ofreciera un desayuno tan exquisito?.
Afortunad@s l@s que tienen vecin@s tan generos@s, porque ell@s conocerán el paraiso.
Buen dia Vecino.
Fabia.

Amaya dijo...

Sorpresas, de piel y chocolate.., en un relato dulce y sensual, como el que más.

Genial, como siempre
Besosss..

El vecino del 4º dijo...

Fabia???...mas quisiera yo tener todas las respuestas...en definitiva...no sé que pudo decirle el conserje...es imprevisible ese hombre...

tu vecino del 4º...

besos-besos desde el cuarto...
mil gracias por la visita

El vecino del 4º dijo...

Amaya???...me alegro de que te gustara...como siempre un placé verte por el 4º...entre guardia y café...entre café y guardia...

tu vecino del 4º
mil gracias por la visita y besos porque sí...

Anónimo dijo...

Pom! Pom!!! Vecino!!! se puede???? vengo a darte un gran abrazo!!!

Que tal el verano???? el mío de locura... espero ponerme pronto al día y venir a saludarte como de costumbre.

Exquisito el relato, como siempre.

Petonets

Veïna

El vecino del 4º dijo...

mmmmmmmmmm...Veïna...que buenooooo...eso del verano suenaaaaaaa muy, pero que muy biennnnn... me alegro de volver a verte y saber que te va todo bien...
besos-besos

tu vecino del 4º

Alma Mateos Taborda dijo...

Un desayuno afrodisíaco y una impecable manera de relatar. Maravilloso y sensual! Felicitaciones! Un abrazo.

Prometeo dijo...

¡Ojala hubiera mas conserjes o porteros asi! claro que para eso habria que irse a vivir en tu mismo edificio....un abarzo.

El vecino del 4º dijo...

Alma, y Prometeo...gracias por esas idas y venidas, un placer tb tenerles por aquí con esas palabras que permiten tener abiertas las puertas de este modesto 4º

vuestro vecino del 4º

Aïcha dijo...

una vecina de los más interesante. volverá a llamar a tu puerta? esperemos que si ^^
bsos de cocholate vecino ^^

pD: balbucear es con B corazón mio :)

Amaya dijo...

..Sorpresa sorprendente..el primer dia..y el segundo..
Nos queremos sorprender nuevamente, como hacemos siempre entre la ternura, la emoción y la magia de tus preciadas letras..
Nos sorprendes??

de Sam dijo...

me ha encantado leer tu elección musical