lunes, 11 de octubre de 2010

Por unos instantes...



Dos amantes han unido en tiempo y espacio sus cuerpos. El mundo se ha detenido y la explosión en el encuentro ha sido incalificable. Extenuados hasta altas horas de la madrugada caen rendidos como dos animales satisfechos. La sed, el sudor y el cansancio les vence. Quedan inmóviles, dormidos y saciados.


Ella, al poco tiempo se levanta desnuda y mira por la ventada. Toma una de sus medias negras y rodea los ojos de su amante. Con firmeza, con delicadeza. A continuación le surrura unas palabras en voz baja para despertarle.


- Amor, ha sido lo mejor que me ha pasado. Despierta, esta noche con nuestro placer hemos construido un nuevo universo. Despierta. Han sido abolidas todas las normas y las leyes. No existen gobiernos. Nadie volverá a sufrir innecesariamente. Besa mis labios una vez más. Levántate desnudo y asómate a la ventana. Te quitaré la venda para que puedas ver nuestro nuevo mundo.


El corazón de ambos se acelera. El deseando asomarse al infinito nuevo. Ella buscando en sus ojos la luz de brillo ante la sorpresa.


- No te entiendo amor. Todo sigue igual. Tu mirada es más felina que nunca. Vayámos a la cama.Volvamos a empezar.

- Tienes razón, nada ha cambiado. Pero por unos instantes creíste que había ocurrido. Tu corazón casi se te sale del cuerpo. Al fin tu lucha por un mundo más justo pensaste que había llegado al final. Ahora volvamos a gozar.


En la noche silenciosa, los cuerpos se envuelven en una penumbra vestida de raso rojo, delicado como la piel de la luna. El humo de las alcantarillas dibuja sobre el asfalto banderas que se alejan sobre el horizonte. Los besos de dos amantes resuenan con un eco lascivo y penetrante. Los gatos, en los tejados del barrio, también buscan sexo y aventuras.


el vecino del 4º


posdata: millones de años esperando que algo ocurra y cuando al fin crees alcanzarlo ... el sentimiento puede llegar a ser demasiado intenso...


6 comentarios:

Prometeo dijo...

La petite morte, donde todo cambia, todo muere y renace en decimas de segundo...esperanzas y tambien como huimos de la lucha en otros cuerpos, huimos de los olores de la polucion en otras pieles, de la rabia profunda en otras luchas de alcoba...como siempre leerte es un momento magico...
Un abrazo.

El vecino del 4º dijo...

un abrazo amigo Prometeo...la magia es poder compartir la fantasía...bajo cada adoquín del mundo en el que vivimos siempre quedará una pequeña historia por descubrir...

saludos desde el otro lado de la luna...

el vecino del 4º

Amaya dijo...

A veces los cambios existen, pero sólo se ven con los ojos cerrados..
Besos

El vecino del 4º dijo...

con los ojos cerrados...si...y las manos abiertas...

como siempre dando en la diana...besos-besos amaya...

el vecino del 4º

azpeitia dijo...

La mente corre, se precipita, se desboca, llega hasta lugares irreconocibles, donde todo es distinto y se mantiene largo tiempo así, hasta que tropieza con la realidad lacerante, sordidamente aburrida.
Después asume que debe volver a inicar el camino que abandonó para volver a ese paraíso perdido del que se descolgó....Y en esos intervalos recoge las migajas de la felicidad que encontramos al movernos en ese mundo...
Amigo Vecino, tu relato es algo que todos vivimos en algunos momentos, realizado con la maestría que es habitual en tí...Enhorabuena desde azpeitia

El vecino del 4º dijo...

agradables palabras y siempre de ánimos y más y más...azpeitia...gracias viniendo de vos todo un pasote...

el vecino del 4º