lunes, 25 de julio de 2011

desaparecer...


Clic...y ya está...desaparecer...así de sencillo...quién no ha soñado con esto???...
Yo desaparezco. Tu desapareces. El desaparece...
Sí, esta vez lo tengo todo planeado. Bueno no exactamente. En realidad no tengo nada planeado. En realidad sólo tengo esa sensación de que me voy. Desaparezco. Enterraré las llaves del pisín. Arrojaré lejos el móvil que me tiene secuestrado los movimientos y las siestas. El portatil se me caerá al ir a cargarlo al coche. Se hará mil pedazos. La maleta va vacía, me sobra espacio en el coche, no llevo ni libros, ni bocadillos, ni zumos ni agua. Nada. En realidad al volver dos manzanas más allá saldré del coche, lo dejaré en marcha y me iré andando hacia algún lugar. Me dejaré llevar por el olfato, por el instinto o por las señales de tráfico. Qué importa qué dirección tomar.
- Ya...no me crees... qué si llevo tarjetas de crédito...pues no será lo primero que arroje a la primera alcantarilla que me encuentre.
No importa sé que estoy hablando solo...nadie me contestará. Desapareceré.
O tal vez vuelva el próximo lunes a la oficina. Pero sólo con escribir estas líneas he sentido que era cierto. O no. Qué importa.
El vecino del
posdata: diálogos sordos internos que nadie más que tú escucha...incontables...si...o no....

6 comentarios:

Prometeo dijo...

¡Quien no la ha pensado y mas de una vez!
Desaparecer y ser libre, libre, libre, sin ataduras, sin concesiones a nada pero luego te vienen las dudas, las responsabilidades, los compromisos...mi sueño es un cabañita en la alto de un monte alejado de un pueblo de esos de cuentos de hadas, mi sueños con una huerta donde plantar mis comida, mis animales para jugar cone llos y comermelos cuando llega la hora y....me has puesto lso dientes largos pero se que yo no podre mientras mis crios no esten "independizados" y aun asi...
Un fuerte abarzo.

Marcos Callau dijo...

Hola Vecino. Hace muy pocos días estuve con un amigo hablando en un bar sobre esas personas que desaparecían voluntariamente (la historia nos ha dejado un buen puñado de ellas) Nos llamaba la atención esta actitud de la misma manera que la del suicidio. Buen relato. Un abrazo.

Milú. dijo...

Eso suena a ganas de vacaciones vecitrón y si es así,pues FELICES VACACIONES,pero no nos dejes huerfanos ehh papi,que muchos somos una especie de hijos "putativos" tuyos.

Seguramente mas putativos quer otra cosa,pero sabes que te queremos y que nosotros al menos si nos dariamos cuenta y ya no tenemos ni un triste paco lobatón que echarnos a la cara,así que disfruta tus vacaciones pero VUELVE,que se te quiere.

Milú

La gata Roma dijo...

Puffff… que envidia.
Vuelvo ahora del Norte español, bosques verdes y agua fresca… Me habría encantado bajar del coche allí y perderme por siempre en las verdosas sombras cántabras… pero lo mismo a mi familia le daba un pasmo… Además, tengo allí un primo que trabaja como autoridad forestal, alguna cosa rara de ese tipo… él me habría encontrado seguro… escapada frustrada, como si lo viera, pero es lo que dices, sólo escribirlo….

Kisses

Lu dijo...

Hoy más que nunca,
en los últimos días,
hubiera deseado desaparecer...

Angel dijo...

Me ha preocupado, al desaparecer podría se que no encontráramos esta entrada.
Es por eso que la asomo a mi ventana.
Un abrazo