jueves, 19 de febrero de 2015

aquí, ahora...

Por fin se había decidido. Arremetió con todo su cuerpo, sus deseos y sus sueños contra la pared de aquella oficina que estaba a punto de cerrarse. Llevaba meses al acecho esperando señales de alguna clase. Aquella noche, antes de cerrar ella sólo tuvo que decir unas palabras definitivas, concluyentes y que no se prestaban a confusión alguna. 

- qué?...cerramos y echamos un polvo. Total?...el ERE empieza a ser efectivo mañana. Jodamos por una vez en la empresa, sería como joder a toda la cúpula y la madre que les parió. O prefieres ir a ver  50 sombras de Grey con tus amigotes. 

Jorge no pensó en nada. Se abalanzó como un animal. Sombras?...no era momento para contar cuántas. El aire de la oficina se cargó de jadeos, papeles por el suelo y algunas blasfemias, a media voz,  contra el gerente y sus palmeros de turno. 

el vecino del 4º
posdata: siempre que puedas tener aquí y ahora, no esperes más...




2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola????

Anónimo dijo...

hay alguien????