viernes, 26 de junio de 2009

Invisible.-




Va caminando sobre la palma extendida de una de sus manos. Esta vez ha decidido no rendirse, seguirá hasta el final. Se abre ante sus ojos un inmenso y vasto camino pero no desistirá, cruzará cada una de sus líneas del pasado, descansará en el centro del presente y si necesita parar un momento lo hará cerca de la huellas del futuro.

Aguantará la tensión, espera que ella no cierre involuntariamente la mano y ahogue su aventura furtiva. Son esos minutos en que ella reflexiona con los ojos cerrados y las manos abiertas que miran hacia un cielo gris, ajeno a trajín de los humanos.

Lo ha calculado todo y cree que tiene tiempo suficiente.


El tiempo se ha detenido en un contador diferente, la garganta seca por la emoción, sudor y emoción todo mezclado. Ha cruzado sin problemas y se aferra a la piel delicada de la muñeca. Recorrerá su brazo procurando no pisar las venas azuladas. Sin apenas darse cuenta, como en una carrera contrareloj está sobre sus hombros y el mundo sigue inmóvil. Apenas puede escuchar la respiración de ella. A logrado alcanzar su largo cabello, unas lianas entrerizadas que reciben la luz directa de una sol que mira de reojo, a traves de la ventana, como si nada estuviera pasando. A la altura del oido izquierdo él la susurra un secreto. Ahora tiene que comenzar a balancearse como si de una liana se tratara. Ayudado por un golpe de viento del Sur su meta está cerca.


Cierra los ojos y sin pensarlo dos veces salta...un instante infinito con las manos abiertas, salta al vacío desde sus cabellos dorados y cae certeramente sobre sus labios.


- Buenos días amor,sé que no me escuchas, sé que no me sientes. Te doy un beso invisible que te permita afrontar el resto del día.


Ella, como si despertara de un sueño, cierra las manos, comienza a abrir los ojos, con la mano derecha se aparta el cabello de la mejilla, con el dedo índice se repasa el labio inferior como si notara algo diferente. Se levanta y se dirige a tomar una ducha de agua templada. La jornada laboral, sin duda, empezará en breve, suele llegar puntual. No quiere hacer esperar a nadie.


El vecino del 4º: los amantes invisibles, dicen que son como las meigas, no existen pero "haberlos ailos"...



9 comentarios:

Amaya dijo...

En la frontera entre magia y realidad, hermoso, genial.., sencilla y tremendamente genial, siempre hacemos ese viaje maravilloso, inolvidable e inmejorable al país de los sueños de tu mano

Besos

indya dijo...

..... si ella es capaz de tener a su amante invisible en la palma de la mano, y el es capaz de atravesar todo su cuerpo para alcanzar sus labios y darle un beso, eso no puede ser un sueño, eso, es amor.

Maukkiss

Prometeo dijo...

Cada dia me sorprendes mas con tus relatos a mitad entre la ilusion opiacea y la magia poetica de un enamorado platonico....un fuerte abrazo.

El vecino del 4º dijo...

amaya, Indya y Prometeo...siempre ahí, siempre tan cerca, en el mísmisimo 4º y siempre con palabras que halagan y animan...son ustedes la lecheeeeeeeeeee...jejjejejjjee...
que la magia de la palabra y la fantasia no pare...

besos-besos

el vecino del 4º

Lady Killer dijo...

Encantador, y créeme todos hemos sido alguna vez un amante invisible.

Te mando besos invisibles! Au revoir!

El vecino del 4º dijo...

ya decía yo...Lady K...alguna vez noté algo...mmmmmmmmm...

besos-besos

el vecino del 4º

por cierto, nunca te dijeron que tienes un acento frances excepcional????...au revoir...

Lady Killer dijo...

Pués la verdad, no, sos el primero que lo notás. Por cierto vos también te suena el francés bien nítido. ¿No has vivido allá?

Besos! Oua!

Aïcha dijo...

Que cálido y delicado el relato, me ha encantado vecino.

Los amantes invisibles son los que nos visitan cuando en noches de verano dejamos abiertas las ventanas y llegan como sombras para sentarse a nuestro lado y desaparecere dejando la dulce miel de sus labios cuando los brillantes destellos del sol empiezan a despuntar por la ventana.
ains que bonito

El vecino del 4º dijo...

Me alegro Aïcha que el relato te haya encantado, es lo que le da sentido a un texto que al ser leído emocione, mueva sensaciones, ayuda a soñar, a recordar...en fin...un placer verte por aki de nuevo...

besos-besos...

desde el otro lado de la luna

tu vecino del 4º