jueves, 26 de noviembre de 2009

princesa azul




Ella está sentada frente a una ventana, intentando mirar más allá de sus miedos. En realidad vive arrodillada, arrinconada, atropellada sin que nada ni nadie se percate.


- Soy un desastre, no llego a tiempo a nada, no puedo con todo y además nadie me entiende. Nadie parece darse cuenta que detrás de este maquillaje hay heridas invisibles que duelen más y más, cada día, cada segundo.

- Mamá, mamá qué estás haciendo???...

- Nada hijo, pensando en mis cosas...

- Estás más guapa que la princesa del cuento que hoy nos contaron en el cole.

-Hijo, no hagas caso a tu madre...ellas siempre piensan en tonterías, anda ven y acabemos el partido en la consola, que mañana lo veremos en el palco como dos campeones.

Una princesa azul, disfrazada de mamá buena, bella y silenciosa. Invisible para el resto del mundo, con una sonrisa frágil y quebradiza. Encerrada para siempre en una caja de muñecas con ventanas de cristal y acero. Encerrada en una cárcel de oro, con temor a que cualquier día será arrojada a un rincón como un juguete roto más.
Piensa en sus cosas y mientras, el alma que no encuentra, que no sabe dónde está, le duele más que si la hubiera vuelto a golpear por pensar en sus cosas.
El día es soleado, las calles ondean pancartas, en la radio alguien teoriza, con berborrea exhultante, sobre los malos tratos, sobre la violencia de género... Ella mientras, clava sus ojos en el horizonte en busca, tal vez, de un agujero negro que la transporte a un mundo sin príncipes azules.

El vecino del 4º


posdata: violencia de género=tolerancia cero.

4 comentarios:

Prometeo dijo...

Y yo diria mas, violencia, cual sea, cero, cerote...a la mujer, al viejo, al niño, al discrepante, al que es diferente...a la masa media, a la masa baja....nunca la violencia.
Un abarzo.

El vecino del 4º dijo...

tamos de acuerdo...no puede ser de otra manera, violencia cero pa to...

un abrazo Prometeo

el vecino del 4º

Amaya dijo...

Tolerancia cero Vecino..

Y un fuerte abrazo para tí..
Gracias por este relato-denuncia, espejo de un corazón noble y luchador como el tuyo

El vecino del 4º dijo...

Un beso Amaya, espero que este tipo de relatos-denuncias ayuden y sirvan para que no vuelvan a repetirse agresiones...

nos vemos
besos-besos
el vecino del 4º