miércoles, 27 de enero de 2010

La loma sin nombre.-



En la última luna llena se reunieron a escondidas. Eran pocos los últimos amantes de la luna, pocos los que además lo reconocían y pocos los que se atrevieron a quedar juntos para ir a verla. La noche brillaba como si toda la plata del mundo se hubiera vertido sobre aquella loma sin nombre en la que se habían citado. Todos fueron puntuales, llevaban en sus manos una rosa blanca, los ojos vidriosos, en silencio fueron llegando, algunos para pasar el tiempo fumaban mirando al horizonte.


La luna llena presidía un firmamento infinito, como si todas las estrellas se hubieran puesto de acuerdo apenas se las veía.


Llegada la hora, uno de los hombres levantó sus brazos al cielo, con un gesto le brindó su rosa blanca, para a continuación entre sus manos deshacer todas sus hojas y lanzarlas al viento.


Sin más protocolo dirigió unas palabras sin dejar de mirarla.


- Hemos sido tuyos, cada día, cada instante. Hemos permanecido leales y fieles a tí. Sin pedirte nada a cambio, hemos derramado lágrimas, placeres y versos sobre su piel en cada uno de nuestros sueños. Y esta noche venimos a decirte que sabemos que no somos tus elegidos, que no nos tienes en cuenta. Sabemos que andas con otros.


Toda respuesta fue un silencio largo, las hojas blancas de las rosas caídas en el suelo querían elevarse con aquella ligera brisa, como única respuesta, que fue como un toque de queda, tras lo cual. Uno a uno fueron desapareciendo para no volver a verse nunca más.



el vecino del 4º


posdata: ... la luna tiene un amante en cada estrella, y por las noches cuando se cierran todas las tascas estelares, cuando los hombres duermen profundamente hasta el día siguiente con su silueta, ella escucha un viejo blus, golpea con sus nudillos sobre la barandilla de un parque y da un beso increíble al viento que la cabalga con jadeos que silvan como lobo planetario...

10 comentarios:

Amaya dijo...

Siempre hay un verso en ese viento, un verso que aúlla como ese lobo planetario...
Hizo mal el amante de tu cuento en reprocharle nada..A la luna se la ama por lo que es, no por lo que entrega.

Aún así.., si hubiese que escribir cada verso que nace del alma en noches de luna llena..,se agotaría la tinta,se cansarian los hombres de escribir..y no cabrian los libros en la tierra.

Emocionante y mágico, como nos tienes acostumbrados

Mi cariño y mi admiración, siempre

Besos

Amaya

El vecino del 4º dijo...

gracias, amaya, así, con muestras de apoyo y ánimo, es fácil seguir dejando fantasía para compartir...

besos-besos

Prometeo dijo...

Bello y triste pero la luna es una cruel amante y no tiene dueño, ni nostros los que la contemplamos con arrobo todas las noches desde la ventana. por cierto, has bordado el epilogo, una joya poetica llena de figuras y sentimientos.
Un abarzo.

El vecino del 4º dijo...

Prometeo, en la vida, por regla general todo es una mezcla...entre el sabor dulce y el amargo, entre que siempre llegas a tiempo y no lllegas...entre el silencio y ruido...en fin...como siempre gracias por tu visita y por tus palabras...

el vecino del 4º

azpeitia dijo...

, La luna ha sido siempre el símbolo de la poesía, de los que soñamos, de los que miramos al cielo para entenderlo...ese extraño satélite que los científicos dicen que hace miles de millones de años se desprendió de la tierra, quedando para siempre vinculada a ella...hasta en la similitud de los materiales que la componen...Hoy tu homenaje sentido hacia ella y la calidad de tus letras te hacen merecedor del cálido reconocimiento de todos los que te acompañamos en esos sentimientos...un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia,

El vecino del 4º dijo...

te doy las gracias Azpeitia...sin duda tus palabras son más de lo que pueda desear...cuando uno escribe, la mayoría de las veces porque no es posible parar las palabras que vienen desde dentro, procura no esperar nada...con vuestras entradas recibo más de lo necesario...pero gracias mil...

un saludo

el vecino del 4º

FABIA dijo...

Hola vecino, seguro que ya no te acordaras de mi, no se porque no era capaz de dar contigo, pensé que te habias mudado.
Vengo a darme un paseo por tu casa porque veo que tengo mucha lectura atrasada.
Besinos, espero no volver a perderte la pista.

El vecino del 4º dijo...

fabia???...tienes razón, no recuerdo, pero puedes intentar contarme y seguro volverá a la memoria ese recuerdo que anda por ahí...te parece???...me alegro ver que me has encontrado...espero tus recuerdos...

besos-besos
el vecino del 4º

posdata: siento que mi memoria no retenga a toda la gente que conocí en esta inmensa red de internet...

FABIA dijo...

Hola vecino, es normal que no me recuerdes, el verano pasado solia venir por aqui a visitarte y a decirte que algunas de tus expresiones me resultaban familiares (aunque nunca me dijiste si eras del mismo lugar que yo), entonces yo acababa de entrar en esto de la blogosfera y aún no tenia blog. Pero ahora que te he vuelto a encontrar ya vendré más a menudo.
BESINOS GUAJE.

El vecino del 4º dijo...

jejejjeje...creo recordar algo...aunque lejano...pero sí, no soy del mismo lado del mar que tu...yo vivo en España, en Madrid...creo que vivimos uno a cada lado del mar...no es asi???...

saludos y bienvenida de nuevo a casa...

el vecino del 4º