sábado, 13 de marzo de 2010

Homenaje a Miguel Delibes.-




Con más años y más memoria de los necesarios, con el cuerpo derrengado por el paso del tiempo pero la mente, los sueños y la fantasía vivos como siempre. Hasta el último momento. El maestro Miguel Delibes solia salir a respirar aire puro, si es que aún existe en alguna parte, solía salir cada vez que sus pies se lo permitían. Hasta el final de sus días supo pisar el barro de los caminos para poner su mirada sabia y profunda en cada detalle que le rodeó. Primero ponía su mirada, y tras ella le seguía su pluma que arañaba esos papeles en blanco, uno tras otro hasta montar un historia llena de detalles y personajes increibles.


No solía fijar la mirada en el vacío neón, ni en los diamantes cada vez más enormes, cada vez más pulidos. Tampoco puso su mirada en un lingote de oro del tamaño de una tableta de chocolate. No rebuscó entre marcas afamadas para los ricos y los nuevos ricos, esas absurdos logos que, supuestamente, otorgan a quien los usa diariamente en sus vestimentas un halo de clase, prestancia y prestigio. Necesitan marcar el terreno y diferenciarse del resto de los mortales.

Miguel tampoco se prodigó en el mundo de la farándula y el noctambuleo entre esas cuadrillas de intelectuales-famosos y afamados que necesitan permanentemente "autopublicitarse" para demostrar que son los mejores: mejores que todas las generaciones anteriores y las futuras.


Miguel fue un maestro en las letras, sencillo y discreto, cultivó a lo largo de su vida una larga lista de personajes con los que muchos lectores: estudiantes, obreros y obreras, amas de casas y arquitectas, políticos de uno y otro bando y toda clase de gentes, saboreamos momentos muy especiales.


Por mis venas corre la sangre de varias generaciones de un pueblo, de una tierra, que no olvidará que un día escribió "Los Santos Inocentes", sólo por citar uno de sus libros.


Hoy Azarías y su "milana bonita", vuelan en mi memoria con una fuerza mágica.


En el horizonte, el sol comienza a ponerse en este día gris, mi vista alcanza más allá de la ciudad en la que vivo.

El asfalto llora sin que nadie se percate. Las farolas, aún apagadas, escarban bajo sus pies como si quisieran marcharse de la ciudad.

A las fuentes se les atragantó tu ausencia inesperada. Los amantes y las musas no saben qué hacer esta noche.


Te recordaremos siempre Miguel.


- Milana bonita.



El vecino del 4º

15 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Una gran perdida, varios blogs están escribiendo bobre el tema, y no es para menos.
Yo conocí algo de su obra y me gustaba mucho.Un gran artista.

Buen fin de semana, vecino!

Amaya dijo...

Tambien hay mucho del estilo, de esa ternura infinita que vive en lo cotidiano..en tu pluma.
Y no sólo de ese estilo, tambien, según reflejan tus textos, de la manera de concebir el mundo, sencilla, atenta a los detalles, que son más allá de los fuegos artificiales, lo único importante en esta vida.

" Milana bonita"..: aquella obra es extraordinaria, pero sí hay una que me llegó al corazón fué "El camino", esa mirada dulce, inocente del niño sobre todo lo que le rodea.

Gracias por este texto-homenaje que nos traes hoy, aparte de emocionado, es bellísimo

Besos, más de mil

azpeitia dijo...

Cuando leí El Hereje, sabía que era su última obra, motivo por el que lo hice con una especial atención, porque suponía que no volvería a deleitarme con su prosa, clara, sencilla pero llena de una riqueza en el lenguaje indescriptible. Tu homenaje es entrañable, sin ditirambos y alabanzas innecesarias, para un escritor consagrado en el corazón de todos lo que le hemos leído. Como siempre mi felicitación por tu fina prosa, llena de imágenes poéticas...un abrazo de azpeitia

Prometeo dijo...

Lo recordaremos siempre y por fortuna tenemos sus libros; mi primer encuentro con el fue aquella biblioteca basica de salvat, 100 libros, en el que sdtaba como un tesoro "La hoj roja", de ahi hasta casi todos sus libros. Hombre cabal, de pueblo sin ser pueblerino. Ya quedan muy pocos...un abrazo.

El vecino del 4º dijo...

Adriana: una perdida sin duda, pero nos quedarán sus textos...tremendos...

Amaya: una prueba más de que las palabras sencillas pero ordenadas con un ritmo diferente son mágicas... en fin...

Azpeitia: nunca homenajee a nadie...esta fue la primera, pero sí, quería que fuera algo sencillo, él no hubiera querido más...seguro...

Prometeo: te quedó en el recuerdo Prometeo, y así son esos textos que entran sin que apenas te des cuenta...pero una vez dentro se quedan para siempre en nuestra memoria...

en fin... gracias por vuestras palabras...un placer compartir...

el vecino del 4º

Amaya dijo...

por fin!
Me alegro de saberle vivo y en buen estado de salud Vecino..

Besos

El vecino del 4º dijo...

me hizo un chequeo mientras dormía la siesta acaso???...querida amaya????

el vecino del 4º

fonsilleda dijo...

Te acompaño en el homenaje que haces de todo un señor, un caballero y un escritor con mayúsculas.
Discreto, sencillo y enorme
Bicos.

El vecino del 4º dijo...

fonsi, bicos para tí, estamos de acuerdo en los comentarios...


tu vecino del 4º

lumieira dijo...

¿Que nunca homenajeaste a nadie?
Más bien nos homenajeas cada vez que te plantas delante del ordenador y compartes con nosotros los entresijos de tu mente, vecino...

El vecino del 4º dijo...

así lumiera, qué puedo decirte...un placer compartir fantasía con ustedes...un placer eterno...la puerta permenece abierta 24h...

besos-besos

el vecino del 4º

AnaR dijo...

Ahora no se que agradecerte más,si las hermosas palabras que dejaste en mi blog o este tributo tan emotivo para un hombre cuya sencillez y humildad le hicieron cercano y próximo como ser humano.Para un hombre con el que muchas aprendimos a amar la literatura y el idioma, la vida cotidiana de muchos "perdedores",que eran sus personajes...En fin que vine y no pude evitar emocionarme.Hasta siempre,sí, al maestro.

Un abrazo

esperanza dijo...

Imposible, exquisito vecino del 4º pasar por su casa y no abrir los ojos para empaparse bien de su excelente prosa, e imposible no cerrarlos un momento para sentir con ud. estos tan profundos sentimientos, hacia la persona cabal del gran maestro.
Volveré siempre. Gracias e moitos biquiños.

El vecino del 4º dijo...

AnaR y Esperanza, sin duda alguna emocionar, sorprender y encontrar un espacio para la fantasía, son dudas algunas de las cosas del por qué nació en su día este 4º espacio...sin duda con gentes como ustedes es más que suficiente para seguir por este rincón...

gracias por todo...
el vecino del 4º

7Lunas dijo...

Milana Bonita.

PD: Un placer volver por su piso vecino.
Besos de aire fresco de ese campo en las que voló esa Milana bonita.