martes, 18 de septiembre de 2007

Desayuno con porras.

Una voz susurrante, entre las sábanas en un lugar perdido en el tiempo, cuchichea unas palabras. La luz de la mañana alcanza sutilmente la alcoba, él, espera que tras el arrullo de voz insinuante, las manos, por fin, hagan un recorrido tan esperado. Pero de repente ella se queda paralizada, alza algo más la voz y con un tono un tanto diferente, casi imperativo, se escucha.

-Cariño!!! Ve a comprar unos churritos!!!, estamos de vacaciones, en algo se tiene que notar. Todo el año de dieta y ahora tengo este caprichín!!!...vamos a qué estás esperando???...

Fue todo cuanto necesitaba oír. A los pocos minutos Julián abrió la puerta con sigilo para no despertar al resto de la familia. Los niños duermen como torturadores agotados. Los abuelos roncan como ángeles celestiales después de la tortura. La mujer se da media vuelta y se apodera del resto de la cama. Ella sabe bien que tiene media hora o poco más con suerte de disfrutar de ese sueñecito placentero y en solitario que tanto le gusta.
La mañana no está fresca que se diga. El día promete superar los cuarenta grados a la sombra a eso del medio día. Pero a estas horas el pueblo parece un lugar especial. Las calles solitarias, nada de ruido de motos, ni coches, ni cuaks... los del botellón duermen placidamente. Algún que otro policía local con gafas de sol, soldadas a la cara, dormita sobre su coche, tratando de pasar desapercibido. Unas vecinas barren y riegan en sus puertas.
Andando tardará unos diez minutos en llegar a la churrería. Es tal vez el mejor momento del todo el día. Solo, camina como si cada rincón fuera nuevo. Un universo por descubrir. Una vieja lagartija corre tras una más joven. Una mariposa blanca se posa , por unos instantes, sobre el hombro de Julián. Se presiente el calor que va a venir, mientras saborea los viejos recuerdos de esas callejas que le vieron nacer en su infancia.
Antes, todas las fachadas eran iguales. Hasta una altura de piedra, unida con barro, más arriba de adobe, barro con paja, y con algunos ladrillos cocidos de barro para reforzar las ventanas y las puertas. Todas pintadas de cal blanca.
Ahora todo es distinto. Cada vecino que se mete en obras, como se sigue diciendo, es para intentar que su fachada sea distinta de las demás.
Para qué????... si todos son casas para vivir, para soñar. La apariencias no deberían importar, pero importan. El pueblo, su fisonomía y sus habitantes han cambiado mucho y eso a Julián ni le parece mal ni bien. Julián apenas piensa en esas cosas. De repente se queda parado, una puerta abierta invita siempre a mirar hacia su interior.
Al fondo una joven friega de rodillas el pasillo central de la casa. Como se hacía antes. No puede evitar mirarla procurando no hacer ruido al volverse.
Viste una de esas camisetas, sin mangas, teñidas y una minifalda casi más pequeña que un tanga, por decir algo. Y debajo, intuye que no lleva nada, o al menos ese es el deseo de Julián. Sus ojos pasan a ser de un fiel cordero a un viejo lobo con hambre de días y días.

-Pasa tonto se que me estás mirando. Mis tíos están de viaje. Si quiero salir esta noche tengo que dejar la casa como los chorros del oro. Y además algo me molesta aquí.

A Julián le tiemblan las piernas mientras ella se señalaba entre las suyas. Mira hacia ambos lados de la calle. Una calle que de repente se hace más larga que de costumbre. Infinita. Ardiente.

-Si pasas, cierra la puerta, sin hacer demasiado ruido. Si no deja de mirarme o gritaré y los vecinos acudirán. Y vaya que sí la cerró. Julián es especialista en abrir y cerrar puertas sin hacer ruido. También es un especialista en acatar órdenes sin pedir explicaciones y sin discutir demasiado.

Ella no se molestó en levantarse. Abrió un poco más las piernas y subió un poco más su trasero. El también se arrodilló y sin más prolegómenos Julián empujó como si fuera la primera vez.
Al cerrar la puerta, la casa se había quedado con esa luz a medias. Permitía entrever pero no se apreciaban los detalles. Todo fue más sensitivo. Mientras él gemía para sus adentros y se mordía el labio inferior para no gritar como un lobo. La joven repetía como una vieja cantinela.

-Tengo 20 añitos viejo cabrón. Aprieta que esto no lo encuentras todos los días. Te costaré cien euros, que son los que necesito para la noche. Si te apetece, el próximo sábado vuelve. Y si le dices a alguien que soy una putita, yo misma te corto los cojones.

Julián dejó ciento cincuenta euros cuando vio el DNI de ella. Iba a besarla en la mejilla pero ella se adelantó y le metió la lengua hasta el fondo.

-Eres un sol. El beso por el suplemento. Pareces un buen tipo.

Un beso dulce como nubes de miel. Era la primera que pagaba por aquello. Mejor no darle más vueltas. Al llegar a casa aún confuso solo atinó a decir.

- El de la churrería se ha vuelto a emborrachar anoche. Está el cartel de siempre “Por motivos familiares hoy no abrimos”.

La respuesta no se hizo esperar.

- Vaya cariño, otro día que nos quedamos con las ganas de mojar. Que le vamos a hacer. Tomaré cereales que no me vendrán mal. Vamos muévete que todos estamos hambrientos.


Julián mira al horizonte como si el mundo hubiera nacido esa misma mañana. El calor hoy va ser terrible. Pero el día va a ser distinto. Las noticias dicen que habrá record de temperaturas.

El vecino del 4º

20 comentarios:

Mariqui dijo...

Ahhhhhh... como echaba de menos tus relatos vecino. No te lo digo por zalameria, es cierto.

Será que ha vuelto el calor a mi piso y ando mas "juguetona" de la cuenta.. jejeje
Un placer el volver a tenerte en casa, el estrenarte un post y el que quieras que te cuente un secreto... solo tienes que pedir; tus deseos te serás concedidos.


Calidos besos desde la ciudad eterna
x

Ah! en cuanto que puede me mudo. Terra me ha ganado la batalla...

coco dijo...

Uffff vecino que churros mas ricos, así da gusto mojar..

Que largo se me ha hecho el verano sin ti..

Besitos

PD, soy una cotilla, parece mentira que no lo sepais, no pensais contarme esto de los secretitos????

Anónimo dijo...

Coco¡¡ parece mentira que no sepas lo del secretillo ¡ no seré yo la ke lo cuente, trankila mariki¡ jejeje ainsssssss.

Estoy muy enfadada, pero mucho mucho..... mucho....... porke mi churri los domingos se pira a por porras sin que nadie le mande ¡ haber como se come sto¡¡¡ y no me contesteis que de rodillas¡¡....

Muakkis. Indya

coco dijo...

Indya !!!!! jajajajajajjajajajjajajajajjaa jodia jajajjajaja jaja que me meo coño jajaj como te echo de menos !!

Mira que sigo sin saber lo del secreto, es que estoy cortita del todo, será el amor que me tiene agilipollada jaja

MUAKKKKKKKKKKKKKKKKK

Mariqui dijo...

Coco; la curiosidad mato al gato.. jajajajja
Amnistia primero!

ps, Indya, que gusto verte dejar comentarios guapa...

El vecino del 4º dijo...

Mariqui...me alegro...tus palabras reconfortan y animan a seguir adelante, parece que vamos acomodándonos, la gente va acudiendo... esto va teniendo vida propia...Besos y gracias.
Ahhhhh... Mariqui tienes que constestar tu Hotmail, te envié un correo por fi... ya me dices...

Coco...jajajjajajjaja... me he perdido????... qué es eso de los secretitos????...yo ya sabes...tengo que estar informado...

Indya... yo que tú le controlaba, a tú churri...jajjajajajjajja...besosssssssss... me alegra un montón verte por aki...muakksssssss...Si hace falta dile al churri que mejor tomar "tostá en casa que churritos de fuera"...

Mariqui dijo...

Vecino, a mirarlo voy... y sigo en el empeño del nuevo blog, pero ni se me ven los enlaces, ni se me abre la pagina de respuestas... un desastre.
Voy a comer (si, aun no he comido!!!), y a ver si el cerebro me funciona mejor despues y me entero como hacer mi pisito mas mono...

Mecagoentolasmudanzasdelmundomundial!!!!!

besos
x

Mariqui otra vez... dijo...

Vecino, creo que tienes mal la direccion... seguro que me lo has mandado? No he recibido nada ni en el Terra ni en el Hotmail... solo mas emails de las mentes calenturientas y recalentadas de Elly y Coco.. me estan pervirtiendo!

A comeeeeerrrr

Muakkks

pandora dijo...

Si le explico esto a ÉL no podré empezar la dieta nunca, seguro que va a por churros hasta los días de diario!!!!!!!!jajajajja.

un beso desde mi caja.
pandora.



PD.- Indya!!!!!¿cómo estás guapa?????¿¿ que alegría verte ´de nuevo.

El vecino del 4º dijo...

Mariiiii quiiiiiii...!!!!no sé cómo enviartelo, si tengo mal la dire...jo...si quieres te paso el correo por aki, aunque no lo recomiendan...
ya me cuentas...jejejjejejjee...
( si no se me ocurre que Coco tenía mi dire de Terra...contacta con ella????...podría ser???)...

El vecino del 4º dijo...

jejejejjeje...pandora... es lo que tiene...mejor que no salga a comprar los churritos...(igual podrías salir tu????...jejejjejejje)...
no digo na...

besos------->
tu vecino del 4º

Mariqui dijo...

Ya tengo casa nueva Vecino!!!!! a ver que te parece, aun ando de obras.. y a ver si vuelven las musas a visitarme y lo estreno ...

El email es como el de terra, pero hotmail.com (no .es)..
Si no ya te lo manod por aqui.. si total, psicopatas ya tengo en mi vida.. unos cuantos mas no me cambian nada jejejejej

Un beso
xxx

milu dijo...

si señor,esto es el vecino en estado puro,consigues que veamos a traves de tu mirada y eso no es nada facil
milú

Adare dijo...

Pues re-bienhubicado xDDDD
Ahora tb somos vecinos de blog? ^^

Creo q deberia ponerme a escribir, pero vuelvo a estar un poco de sequía... bueno, no tanto... he escrito algunas cosillas pero que no se pueden publicar en mi blog... son... más... menos... bueno, no para ahí xDDDDD

Si sabes buscar puede que las encuentres ;)

Muchos besos y feliz mudanza!!!

Veina dijo...

Aiiiiiiii vecinico ... en adelante ya sé como quitarme el frío sin abrigarme ... al leerte me sube la temperatura ! jajaajajj

Que pena, en mi pueblo no hay churrería ... quizás sería el negocio de mi vida, aunque no me veo yo de churrera, ajjajajaj y pensándolo bien no sé porqué me preocupo si yo vivo sola y nadie sale a buscarme el desayuno ...

Petonets

Carnmars dijo...

Vecino gracias por la luna, es un regalo precioso y me ha traido suerte, así q miles de gracias!!!

Churros???mmmmm q ricos!!!

Me ha gustado mucho tu post, te leo desde hace tiempo pero en el anonimato!!!

Besicos.

7Lunas dijo...

No sé si será la luz tenue, la música, ese aroma que baila en el ambiente, o ese olor propio que te hace diferente…, pero tu piso siempre tiene esa temperatura que para nada adormece, yo más bien diría que despierta…, despierta sentidos, sensaciones, esa luz que enciende miradas…

Muaaaaa, toma deja por ahí mi chaqueta…

El vecino del 4º dijo...

Vaya, dejé la puerta abierta como siempre y casi se llena...jejejjeje...

Milú, gracias, como siempre dando ánimos...no pares, sigue, sigueee...

Adare, buscaré, buscaré y buscaré...y seguro que las encontraré...muas,muas, (te haré visita en tu blog y te haré enlace en este ok???...).

Veïna, creo que tenemos que montar una churrería en tu ciudad. Sería un exito total...jajajjajajaja...Muaskkkkk..


Carnmars...me alegro por lo de la luna, ahhhh... y ya está bien que salgas del anonimato...jejejjejeje...me encanta...bikosssss...

7Lunas, pasa, pasa, te colgaré la chaqueta para que no se arrugue...llegas a tiempo estaba haciendo té de siete rosas, con canela, menta y copos de luna...Muakssssss...

Gracias a todos, esto va teniendo el trasiego de otras épocas...jo, cómo se echaba de menos...

El vecino del 4º

Mariqui dijo...

Veci, que te mandé email al de terra y me los devuelve , y al otro creo que tampoco te han llegado, no??
Please,let me know...

Si que se echaba de menos las tertulias en tu casa... por cierto, que bonita foto has puesto de cabecera!

Un besito

Veïna dijo...

Vecinico!!!

Vengo mirando de reojo y acepto tu propuesta ... estudiaré la posibilidad de abrir una churrería... aunque pensándolo bien no me veo de churrera, ajjajajajja... seguiré vendiendo otros productos.

Abuso de tu confianza y le dejo un mensaje a Milu: Salao!!! que no sé que pasa pero no puedo dejar comentarios en tu blog!!! me has vetado??? que no me he portado bien??? intentaré ser buena... nada que te envío un abrazo de aquellos que nos gustan tanto... y como el vecinico estará mirando pues otro para él...

Petonets