jueves, 13 de septiembre de 2007

He vuelto de vacaciones

Lo reconozco. Yo también ansío las vacaciones. Yo también viajo. Yo también paso todo el año soñando con las pasajeras vacaciones. Yo también marcho y desaparezco. Soy de los que no contesta al móvil ni a los mensajes cutres, a veces, ni siquiera a los importantes. No soy tan raro. Sólo soy un vecino más del cualquier cuarto piso que le gusta mirar y que lo reconoce. No como otros muchos que también miran y no lo dicen que también sueñan cada día con no ir a trabajar y jamás lo confiesan. Qué su único sueño es tener un dinerito, mucho claro, pero mucho, mucho, para desaparecer delante de las narices del jefe sin recoger el finiquito y despidiéndose entre insultos y vítores. En fin. Os contaré un secreto.
Mi terapeuta, porque sí, yo también voy al psicólogo, no sé para qué, pero voy...pues eso él me recomendó un lugar para curarme, para dejar de mirar a todas horas, para dejar de ver a escondidas, para dejar de perseguir las historias de los demás... bueno eso... él quería curarme. Me envió a una clínica muy especial. Yo aún no sé de qué demonios he de curarme. Pero les contaré.
Me recibieron con todo tipo de sonrisas, no me extraña cobran una pasta, amabilidad, todo muy armónico, aséptico, equilibrado, futurista, todo demasiado perfecto para poder curarme. Estuve sólo una noche y casi me vuelvo loco, todas las ventanas estaban selladas, no daban a ninguna parte, sólo se veían imágenes para relajarse y soñar. Nadie al otro lado del pasillo, no se oían voces, no podía hacer el seguimiento ni siquiera de una mosca. Todo perfecto para sus planes. Ellos creyeron que me curaría. Yo pensé que me volvía loco. Al día siguiente rapté al que pretendía servirme un desayuno con toda la amabilidad del mundo. Les hice que me soltaran. Tuve que firmar mil documentos. No me devolvieron el dinero. Pero puedo seguir siendo el mismo de siempre.
En unas horas había conseguido un crédito-expreso para poder escaparme a un vulgar apartamento en el sur de nuestras repletas playitas. Una locura desde mi ventana tenía la piscina y la entrada a los apartamentos controlados, permanentemente. Por las noches la piscina seguía siendo el centro de perversión y lujuria. Estuve tres días sin salir del apartamento, todo me lo servían allí, comida, bebida, chuches, frutos secos... Vengo de las vacaciones más enfermo que nunca pero con los ojos aún enrojecidos. Apenas pude dormir. Ya les contaré. Mentes enfermas, seguro que ya están pensando en lo peor... y cierto... aciertan. Pero deberán esperar para otro momento. Ahora tengo que ponerme al día en mi piso. Desde el cuarto sigo siendo el dueño de todo lo que pasa en mi edificio.
El Vecino del Cuarto. 3 de Septiembre 2006

(si os fijais en la fecha así empecé, más o menos...jejejejjejeje)

6 comentarios:

Veina dijo...

Toc, toc !! toc, toc!!!
Se puede??? está todo tan oscurito que no sé yo si pasar ...
Vecinico!!! por mi te puedes cambiar las veces que te apetezca, para nada me causas una molestia... me gusta visitar casitas ... no sé yo a que será debido!!!
Mañana te leo que ahora he de irme!!!!
Petonetssssssssssssssss

El vecino del 4º dijo...

jejjejejje...pasaaaa... anda... Veïna, pasa ... está tan a oscuritas porqueeeeee... ya sabessssss... para crear ambiente.
jejejejjejejje...

tu vecino del 4º

7lunas dijo...

Umm mucho mejor, me gusta tu nuevo hogar, es como más tuyo, me dice más de ti....

En su oscuridad tiene más luz...,esto empieza a oler a ti...

Besos desde la luna

pandora dijo...

por fin!!!!!!!!!!jajajaja.

un saludo vecino!!!!!!!!!!! está bien eso de publicar cosas anteriores para que te conozcan, además, alguna habrá que yo no haya leído, será un placer hacerlo, y recordar alguna que otra historia que ya conozca tambien.

mis mejores deseos para tu piso nuevo.

un beso desde mi caja.
pandora.

El vecino del 4º dijo...

mmmmmm...Gracias Veïna,siete lunas y Pandora, yo también creo que esto se parece más a mi piso, ahora me siento mucho mejor...creo que estoy en mi territorio...
Gracias por las visitas, al principio vienen muy bien, aunque andes con los líos de la mudanza...cada visita da vida a este rincón...

Besos desde el otro lado de la luna

el vecino del 4º

coco dijo...

Vecino, yo te sigo a cualquier parte y si me pones cositas pasadas mucho mejor, me refresca la memoria ya sabes.
Si que tiene ambiente este, mucho mas en tu estilo, para observar desde tu cuarto piso nada mejor que la oscuridad..

Ya mismo apunto tus nuevas señas ..

Besooos